Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Luces en el canal

Luces en el canal es un precioso relato que ha ganado el Premio Barco de Vapor 2013. Se trata de una obra ambientada en los canales de Ámsterdam que narra la historia de un niño que no puede caminar (si no es con la ayuda de sus muletas) y de su relación con los Dussel, una pareja de mendigos que vive en una vieja barca de la que salen, por las noches, misteriosas luces de vivos colores.

Frits es un niño que ha perdido una pierna por el accidente que tuvo montando en bicicleta cuando era pequeño. A pesar de que Frits es feliz y ha aprendido a hacer extraordinarias piruetas con sus muletas, su madre se culpa por no haber podido evitar que su hijo se quedase cojo. Precisamente por ello, quiere, sobreprotegiéndolo, evitar que corra ningún otro peligro. Éste es el motivo por el que no quiere que monte nunca más en bicicleta ni que tenga ninguna relación con gente extraña, extraña como los Dussel, por ejemplo, que viven en una decrépita barca amarrada en uno de los canales de Ámsterdam. Sin embargo, la curiosidad de Frits hará que, obviando las recomendaciones de su madre, termine fraguándose una sólida amistad entre el señor Dussel y el chico.

Curiosamente, nadie parece fiarse del señor Dussel, de hecho, suele venir la policía cada cierto tiempo para llevárselo a comisaría y hacerle molestas preguntas, pues muchos creen que es un ladrón de bicicletas. Sin embargo, tanto Jaap Dussel como su mujer son buenas personas, tal es así que querrán hacer un regalo muy especial al niño que no será del agrado de su madre.

Luces en el canal es una narración sobre la amistad, la solidaridad, la esperanza y sobre lo engañoso de las apariencias pues crean prejuicios que pueden hacer mucho daño a quienes los sufren. Cuando todo parece abocado a la tragedia, aparece un toque de fantasía que dota a la narración de un carácter simbólico que la enriquece y le da originalidad. Soslayando la fatalidad, los Dussel se convierten en cigüeñas escapando, de este modo, de la dura vida que habían tenido hasta el momento, la transformación se convierte en una puerta a la libertad a la que asiste Frits.

Estamos ante una obra recomendadísima, tanto por la excepcional calidad del texto, como por la belleza de las ilustraciones. Una vez más, Puño nos brinda unos sensacionales dibujos. Luces en el canal es una de esas historias que quedarán grabadas en la memoria de los jóvenes lectores (y también en la de los no tan jóvenes) de forma imborrable, una narración que nos enseña que la amistad se basa en la confianza y en el respeto, un cuento que nos muestra que las personas honestas pueden encontrar su lugar en el mundo y ser felices, incluso cuando todo parece estar en contra.

Luces en el canal es una obra publicada por SM para lectores de entre ocho y doce años.

Enlace | Página oficial del libro

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +