Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Temporizador para la clase de ELE

Éste es uno de los aparatos más curiosos de todos los que he usado en una clase de español como lengua extranjera. Se trata de un temporizador, un aparato que funciona a modo de cronómetro pero que imprime un ritmo frenético al limitado periodo de tiempo que dispone una persona para contestar a una pregunta y, una vez agotado el tiempo, emite un zumbido de ‘campana y se acabó’ que sobresalta a todo aquél que está concentrado en el juego.

El vídeo que sigue a continuación no es que sea muy interesante pero sirve para ver cómo funciona este aparato.

En la clase, podemos usarlo para mil y una cosas pero una de mis preferidas es el siguiente juego:

Les decimos a los estudiantes que han de pensar, por ejemplo, nombres de frutas, de animales, palabras relacionadas con el vocabulario del cuerpo, de la casa, verbos en pretérito imperfecto, verbos irregulares o cualquier cosa que esté de acuerdo con nuestra programación. Los alumnos deben pasarse el temporizador una vez que hayan dicho una respuesta válida (obviamente no vale repetir lo ya dicho por otro compañero) y perderá el estudiante que escuche el zumbido final con el temporizador en la mano. Es ideal para grupos pequeños (de dos a seis estudiantes).

Les encanta esta actividad, de hecho, se trata de una de las actividades estrella con estudiantes de todas las nacionalidades y edades ya que el ritmo que impone el temporizador hace que la cabeza se ponga a trabajar rápidamente resultando un ejercicio de revisión de vocabulario o de práctica de verbos muy divertido.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +