Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Posts tagged with 'viajes'

Tres maravillosas experiencias literarias de un viajero incansable

Mi mayor afición es viajar. Con nada disfruto más que conociendo nuevas gentes y lugares, saboreando las diferencias culturales y aprendiendo nuevas formas de ver la vida. En algunas ocasiones, tengo la suerte que viajes y literatura converjan en mágicos momentos que nunca podré olvidar y que quiero reunir en esta entrada del blog.

Día del libro en Stratford Upon Avon

Hace tres años estuve visitando varias ciudades de Inglaterra con mi familia y decidimos programar la visita a Stratford Upon Avon, el pueblo natal de William Shakespeare, para hacerla coincidir con el Día del libro (la elección del 23 de abril como Día del libro se debe a que los escritores Miguel de CervantesWilliam Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega fallecieron el mismo día del año 1616). He de confesar que fue toda una experiencia.

En la casa natal del escritor, había actores vestidos de época que contaban, de una forma muy amena, cómo había sido la vida de William Shakespeare en Stratford Upon Avon y cómo vivía su familia. Después, salimos a los jardines y allí había representaciones teatrales de algunos fragmentos de sus obras más representativas. Lo cierto es que está muy bien montado porque al terminar la visita, además de ser realmente entretenida, uno sale con la impresión de haber entendido muy bien el contexto en el que se desarrollaron los primeros años de vida de Shakespeare. (Leer más)

 

En Corfú, recordando a Gerald Durrell

Con apenas catorce años leí Mi familia y otros animales, de Gerald Durrell e, inmediatamente, me enamoré de una isla que jamás había visitado y de la que nunca, hasta entonces, había oído hablar. Recuerdo que, nada más terminar la última página de aquel libro, me dirigí apresuradamente a la librería para comprar los otros dos volúmenes que componían Trilogía de Corfú (Bichos y demás parientes y El jardín de los dioses) con el fin de conocer las correrías del pequeño Gerry en esta paradisiaca isla del mar Jónico que, entonces, me parecía muy lejana pero, al mismo tiempo, enormemente familiar dado su marcado carácter mediterráneo. A lo largo de mi vida, habré leído estos tres libros de Durrell una docena de veces y, con cada lectura, mi deseo por visitar Corfú fue creciendo más y más hasta que por fin, en 2011, se presentó la oportunidad de conocer la isla.

Mientras paseaba por las más que bulliciosas calles de Kerkyra, los personajes de la novela (Spyro, Teodoro, los hermanos del autor, su sufrida madre así como los instructores que tuvo el protagonista durante los cinco años que pasó en Corfú) venían a mi memoria trayendo muchos de los pasajes que tantas veces leí. (Leer más)

 

Visita a la huerta de San Vicente

En el otoño de 1999 visité Granada con los alumnos de IES Madrid, en aquel tiempo era coordinador de alumnos en esa institución, y aquel viaje lo guardo con un cariño especial. En la casa de la Huerta de San Vicente nos recibió un guía encantador que nos invitó a sentarnos en las sillas y sillones de la casa museo para explicarnos cómo habían sido los últimos días del poeta. Todos estábamos atónitos de poder tocar y disfrutar del mobiliario que había pertenecido a Federico García Lorca. En un punto de la explicación, el guía señaló el piano del poeta y, en el grupo, había un alumno, John M., que sabía tocar y, para nuestro asombro, levantó la mano y preguntó si podía tocar una pieza de jazz en el piano que tantas veces tocó Federico. A Lorca le apasionaba el jazz. Durante cinco minutos, mientras sonaba el piano, venían a mi mente los versos del poeta asesinado, versos leídos en un libro ajado por el uso, encuadernado en piel, que siempre tenía mi madre en su mesilla de noche y que ahora tengo yo en la mía. En ese libro, con prólogo de Jorge Guillén y epílogo de Vicente Aleixandre, aparecía Federico apoyado en su piano, reposando tranquilo mientras miraba a la cámara años antes de que lo mataran. (Leer más)