Aviso legal: Cumplimiento de la RGDP en relación a la protección de datos personales en internet. OK | Más información
Posts tagged with 'informacion'

Cinco e-books muy recomendables para este verano

El verano nos da la oportunidad de poder relajarnos y dedicar un poco más de tiempo a la lectura y a la reflexión, por ello, quiero recomendar a mis lectores cinco obras gratuitas y con licencia Creative Commons para entretener estas horas de tiempo libre que están por llegar.

1. Own Your Space (descarga) Manual destinado a profesores, padres y alumnos interesados en la seguridad online, en la protección de la privacidad y la reputación en la red. Además, en el libro se nos dan útiles consejos para conservar la integridad de nuestro sistema informático, diariamente amenazado por virus, troyanos, ataques de phising… (En inglés). Licencia: Creative Commons BY-NC-ND

 

2. Podcasting. Tú tienes la palabra (descarga) Se trata de un libro colaborativo en el que han participado más de 80 personas con el objetivo de capturar el momento que estamos viviendo en la podcastfera española. Imprescindible si quieres hacer tu propio podcast o estás en el mundillo y quieres ampliar tus conocimientos. Licencia: Creative Commons NC

 

3. Internet, hackers y software libre (descarga) Extraordinaria antología de textos clásicos de la cultura hacker y ciberpunk. El manual sirve de introducción a la historia de Internet y aborda muchos de los temas que se debaten hoy en día en el seno de la sociedad como, por ejemplo, el copyright y la privacidad en internet. Licencia: “Se autoriza la reproducción total o parcial de todas las traducciones de Carlos Gradin, siempre y cuando sea sin fines de lucro”.

 

 

4. Copia este libro (descarga) Aunque ya lleva unos años publicado, no pierde vigencia. Es un sensacional ensayo sobre la propiedad intelectual en la sociedad digital actual. Es un libro capaz de remover conciencias desde el primer párrafo: ‘En estos tiempos de lógica de mercado, los que escuchan música que no han comprado, no escuchan música sino otra cosa que quizás se le parezca. No merecen la calificación de melómanos sino de fanáticos de la música pirata los que cantan y bailan las canciones que no han pasado por caja’. Mucho más que recomendable ahora que la cúpula de la SGAE tiene problemas con la justicia. Licencia: Creative Commons BY-NC-SA

 

5. Los piratas son los padres (descarga) Una cita de Richard Stallman abre el debate sobre la libertad en la red: ‘Los que quieren dividirnos para dominarnos emplean la palabra ‘pirata’ como propaganda para insultar a los que comparten. Con esa palabra declaran que ayudar a tu prójimo es como atacar barcos. Yo tengo otra opinión: compartir es la base de la sociedad, y atacar el compartir es atacar la sociedad. No llamemos a los que comparten ‘piratas’ sino ‘buenos ciudadanos’.’ Licencia: Creative Commons BY-SA

Más recomendaciones en el blog | Siete e-books imprescindibles

La necesidad de utilizar Twitter

Twitter se ha convertido en una de las principales agencias de noticias del mundo y, también, en uno de los entornos de aprendizaje más importantes de la actualidad. Es un río de información viva, actualizada, participativa, directa, apasionante y se hace necesario estar dentro de ese río si uno quiere estar enterado de cuáles son las corrientes de opinión que están generando, ampliando y difundiendo otras personas con intereses similares a los nuestros.

Cuesta comprender, hoy en día, la lentitud con la que se difundía el conocimiento hasta hace unos años, antes de la llegada de internet y de la explosión de Twitter. Éramos, a la fuerza, entes pasivos, obligados consumidores de información que guardábamos para nosotros mismos o para un reducido número de personas nuestras reflexiones. Era un mundo en el que nuestros escritorios tenían los cajones repletos de papeles con apuntes sobre todo aquello que nos interesaba o habíamos leído, papeles que, en la mayoría de los casos, enmohecían inevitablemente en la oscuridad del cajón cerrado. Puede decirse que éramos unos solitarios ya que únicamente podíamos compartir nuestros conocimientos con reducido número de personas y cuando conseguíamos difundir nuestras reflexiones, el feedback venía, si se daba el caso, con cuentagotas lo que dificultaba muchísimo la capacidad que teníamos para mejorar y seguir avanzando.

Internet en general y Twitter en particular han solucionado de un plumazo todos los impedimientos comunicativos del pasado. Twitter es una brújula muy eficaz que nos lleva directamente a artículos, webs, vídeos y otros muchos destinos relevantes evitándonos rodeos, pérdidas de tiempo y el ruido característico de las búsquedas a través de Google. Se trata de un canal de comunicación muy efectivo que se ha vuelto imprescindible tanto para usuarios como para empresas y profesionales de los más diversos sectores. Los usuarios, a través de sus tweets, pueden generar un efecto publicitario que era muy difícil de imaginar hace apenas unos años.

De hecho, Twitter también permite contactar con personas que no conocemos pero con las que necesitamos comunicarnos. El carácter público e inmediato de la red social y de las actualizaciones de estado de sus usuarios son el secreto de su éxito. Veamos este ejemplo a raíz de la reciente huelga de controladores.

Hubo un tiempo en el que se decía que lo que no estaba en Google no existía, ahora casi podemos decir que quien no está en Twitter está desconectado del mundo. Ya no es el público el que necesita estar en contacto con las personas a las que admira o con las empresas a las que compra… sino que hay una necesidad por parte de los que están ‘al otro lado’ (ya sean artistas, científicos, CEOs, empresas, etc.) de estar en contacto con el público. Tal es así que son muchas las empresas que piden opinión a través de Twitter a sus consumidores de cómo querrían que fueran sus próximos productos para ofrecer nuevos artículos actualizados a lo que se está demandando.

En este mundo de abundancia comunicativa, muchos profesionales han visto en Twitter un entorno sensacional para formarse y seguir aprendiendo ya que permite compartir artículos de interés, reflexiones y, sobre todo, enlaces a los artículos de actualidad que la comunidad encuentra o escribe. Como en todos los ámbitos de la vida, hay ciertos riesgos. Es posible que haya situaciones sujetas a confusión, por ejemplo, Juan Manuel de Prada tuvo que advertir a sus fans de que podía darse el caso de que algunas personas estuvieran suplantando su identidad en las redes sociales.

Quisiera advertir a mis lectores que no me hallo en Facebook ni en ninguna otra red social de Internet ni proyecto sumarme a ninguna.

La suplantación de identidad es, sin duda, uno de los peligros más graves que tiene internet, sin embargo para eso están las cuentas verificadas de las que la propia red social da garantía de que se trata de una cuenta real. De todos modos, que éste y otros escritores no quieran estar en contacto con sus lectores a través de internet evidencia que el mundo literario español (con Javier Marías como máximo exponente de una incomprensible y acusada tecnofobia) está tan rancio y anquilosado que tendrá serios problemas de conexión con su público si no cambia su mentalidad puesto que en casi todas las esferas del conocimiento, la sociedad, la economía y la cultura se utiliza este nuevo canal de comunicación.

Twitter es uno de los grandes hallazgos de los últimos años. Una herramienta imprescindible que permite la formación continua de todos aquellos profesionales que estén interesados en mejorar y seguir aprendiendo. Un canal de comunicación rápido, efectivo y muy útil para los más diversos propósitos.

Créditos de foto | Xioubin Low

Google Goggles, impresionante

Hace un par de semanas adquirí un Samsung Galaxy S con Android. Se trata de un smartphone de última generación que -confieso- me tiene entusiasmado. A los pocos minutos de haberlo desempaquetado, me dirigí al Android Market para comenzar a bajar todas las aplicaciones que me interesaban. Una de las que más ganas tenía de probar era Google Goggles, una verdadera maravilla de la técnica que es capaz de dejarnos con la boca abierta y que, como profesor, hace que me plantee más de un interrogante como expondré a continuación.

Usar Google Goggles es muy sencillo. Nos situamos ante un monumento, obra de arte, fotografía, rótulo, logotipo o cualquier otra cosa, por ejemplo, la carta de un restaurante cuyos platos tengan un nombre tan raro que no podamos imaginar cómo son y hacemos una fotografía con nuestro móvil. Automáticamente, el programa nos traerá una enorme cantidad de información pertinente sobre lo que hayamos fotografiado ya que la aplicación nos devuelve todos los resultados que ha obtenido tras realizar una búsqueda en Google. Veamos dos ejemplos que he grabado esta mañana:

Como se puede apreciar, el primero es una fotografía (aunque también funcionaría si hiciéramos la foto directamente al David en la misma Galería de la Academia de Florencia, que es donde se encuentra esta escultura) y, el segundo, de un libro de Heinrich Böll. En ambos casos, obtenemos información pertinente acerca de lo que hemos fotografiado. Incluso, Google Goggles puede traducir directamente de un idioma a otro a partir del texto que hayamos fotografiado con nuestro móvil. Y es que los tiempos avanzan que es una barbaridad.

La cuestión es: si el acceso al conocimiento es tan sencillo como hacer una fotografía y leer la información que nos brinda el programa (estamos pues ante una enciclopedia con el don de la ubicuidad) entonces a nosotros, como profesores, ¿qué nos queda por enseñar? Es cierto que no siempre tendremos un móvil con conexión a internet que satisfaga la necesidad de saber (del mismo modo que no siempre tendremos una calculadora para operar) y también es cierto que nuestros alumnos deben asimilar e interiorizar la información que necesitarán para desenvolverse con soltura en el mundo en el que viven. Es éste un tema recurrente cuando relacionamos educación y tecnología.

Hasta el siglo XX, la educación se basó, sobre todo, en la transmisión unidireccional de contenidos desde el profesor al alumno, sin embargo esto está cambiando rápidamente con la llegada de internet y ya se puede apreciar de forma evidente en muchos de los programas de enseñanza para adultos. En primer lugar, parece que se vuelve esencial que los profesores enseñen a discriminar la información de calidad de la que no lo es, puesto que, entre otras cosas, los contenidos que aparecen en que los primeros puestos de los resultados de las búsquedas en Google no garantizan la veracidad de sus contenidos y, sobre todo, una de las claves estará en enseñar a relacionar contenidos de diferentes fuentes. Son los primeros pasos en un mundo digital, un mundo completamente diferente del que han conocido nuestros antepasados.

Y esto es sólo el principio, pizarras digitales, alumnos con netbooks, y aplicaciones como Google Goggles evidencian que es muy posible que la enseñanza sufra, en los próximos años, una gran revolución y, como profesores, tendremos que estar preparados para adaptarnos.

Compartir es vivir

El martes pasado publiqué la primera edición del Manual de modismos y he de confesar que estoy muy contento por la acogida que ha tenido ya que, en apenas dos días, ha sido descargado por 344 lectores de multitud de países. Me están llegando correos electrónicos y comentarios a la entrada del libro en los que agradecen mi generosidad por haber puesto a disposición del profesorado este material didáctico, lo que me llena de satisfacción, sin duda. Sin embargo, no creo que sea generosidad sino que se trata más bien de un compromiso social y profesional porque compartir es vivir.

Desde el nacimiento de internet mi actividad en la red ha sido frenética y casi siempre ha estado motivada por un deseo de compartir lo que sabía e iba aprendiendo en mi día a día con el resto de los usuarios de la red. Ha sido siempre -y es- una obligación para mí. Uno nunca puede saberlo todo y sólo puede avanzar en el conocimiento con el estudio y con la conversación con otros profesionales que aporten nuevos puntos de vista e ideas. Nunca me ha gustado que los profesores se encierren a cal y canto en sus clases impidiendo que, por oscuros motivos, nadie vea lo que ocurre en las aulas, tampoco me he sentido cómodo al lado de aquellos profesores que guardan sus actividades en un cajón cerrado con llave para que nadie se las copie. ¿Será a caso que han descubierto el maná de la educación?

Por el contrario, pienso que, como profesores, nuestra labor es compartir el conocimiento y enseñar a utilizarlo para resolver los problemas que aparezcan en la vida de quien nos rodea, sólo así podremos avanzar con paso firme. El Manual de modismos recoge un material que yo preparé para mis clases y me cuesta aceptar que enmohecerá entre un montón de papelotes si no lo comparto con el resto del profesorado y del alumnado. ¿Qué gano yo ocultando este material? Absolutamente nada. Al contrario, compartiendo mi trabajo puedo ganar muchísimo más ya que otros profesores pueden enriquecer la obra, proponer correcciones y mejoras y, lo más importante, distribuirla para que sea más conocida y útil para otros compañeros. Además, nunca pensé en este libro como un producto comercial, sino como un documento de ayuda que merecía la pena ser compartido. Es posible que, en el futuro, publique libros con un propósito comercial pero, en ese caso, desde el comienzo, el proyecto estaría enfocado de una forma muy diferente ya que se trataría de un trabajo completamente nuevo y no partiría de la idea de una reutilización de los materiales que ya he usado en mis clases.

Pero… ¿significa esto trabajar de gratis? Para nada. Mi trabajo es el de ser profesor, por ello me pagan pero, si además, puedo ayudar a otros profesores en su labor al compartir los materiales que creo para mis clases, mi satisfacción será completa. ¿No sería el mundo un lugar mucho más agradable y cómodo si, cada vez que tuviéramos una dificultad, pudiéramos encontrar la solución con un par de clics? En la medida de mis posibilidades, pongo mi granito de arena porque compartir es vivir.

III Encuentro de pizarra digital de Castilla y León

He tenido el honor de ser invitado a participar como ponente en el III Encuentro de Pizarra Digital de Castilla y León que se celebrará el próximo 29 de mayo en el CITA (Fundación Germán Sánchez Ruipérez), en Peñaranda de Bracamonte.

El título de mi ponencia es ‘30 ideas para usar la pizarra digital‘ y en ella haré una exposición de cuál ha sido mi experiencia en el aula con la PDI y qué actividades han funcionado muy bien para que puedan ser aprovechadas por los asistentes al encuentro en sus clases. La pizarra digital es una herramienta muy potente que está revolucionando la forma de presentar los contenidos, los hace mucho más interactivos y facilita que los alumnos los asimilen de una forma práctica y natural.  Sin embargo, los profesores hemos tenido que ir aprendiendo a usarla de un modo algo atropellado, un buen día nos encontramos que habían cambiado la tradicional pizarra verde por una pizarra digital interactiva.

Una PDI encierra un mundo de recursos metodológicos sorprendentes que nos ayudarán enormemente a hacer clases atractivas, útiles e interesantes. El objetivo de mi ponencia es ofrecer a los profesores una colección de actividades que funcionan muy bien en el aula para que preparar las clases con una PDI sea una tarea tan satisfactoria -o más- como prepararlas en los ya jubilados pizarrones verdes.

Enlace | Información sobre el III Encuentro de pizarra digital de Castilla y León.

Las nuevas generaciones tienen mucho que contar

Me he quedado totalmente impresionado tras ver la inteligente y sensacional exposición de Adora Svitak ‘What adults can learn from kids’ en TED Talks. Brillante, muy brillante y con una soltura en la exposición que ya quisieran muchos adultos.

Muchas veces, como profesores, nos olvidamos de escuchar a nuestros alumnos, nos olvidamos de darles la palabra para que puedan intervenir con sus opiniones y nos expliquen cuáles son sus metas.  Adora Svitak nos demuestra que los niños y los jóvenes tienen mucho que decir y, lo mejor de todo, es que saben muy bien cómo hacerlo. ¡Sensacional!

Enlace | Adora Svitak en TED Talks
Enlace | Vídeo en Youtube en HD

7 e-books imprescindibles

Con la llegada de los lectores de e-books estamos asistiendo a una verdadera revolución en la difusión de contenidos culturales. Aprovechando la ocasión quiero recomendar a los lectores de este blog siete libros digitales imprescindibles gratuitos o distribuidos libremente con licencia Creative Commons. Espero que la selección sea de vuestro agrado.

1. Geekonomia (descarga)

A finales del siglo XX la tecnología digital abandonó los laboratorios y se derramó por el mundo. En pocos años nos vimos rodeados de ‘máquinas digitales’, ‘comunicación digital’, ‘diseño digital’ y hasta de una ‘economía digital’. Hoy estamos atravesando el momento de transición […] Cada día que pasa esa misma tecnología se vuelve más invisible. Estamos asistiendo a la rápida muerte del adjetivo ‘digital’. Podría decirse que Geekonomía. Un radar para producir en el postdigitalismo habla precisamente de eso.
2. Todo va a cambiar (descarga)
El libro pretende recoger una serie de explicaciones para intentar entender los cambios que la tecnología provoca a tres niveles diferentes: las personas, las empresas y la sociedad en su conjunto. Se inicia con una serie de capítulos que evidencian el cambio que vivimos y caracterizan el fenómeno de la disrupción, para pasar a otros que intentan proporcionar explicaciones para esos cambios, revisan el comportamiento de las personas con respecto a los mismos, apuntan un par de casos prácticos dentro del mundo de la tecnología, e intentan dibujar algunas implicaciones de esta evolución de cara al futuro. […] La idea es intentar explicar la esencia de todos esos cambios para un lector que, habitualmente, se limita a presenciarlos a través de las noticias, sin integrarlos en un fenómeno común, sin terminar de captar el papel dinamizador de la tecnología como elemento fundamental en el desarrollo humano.
3. Planeta Web 2.0. Inteligencia colectiva o medios fast food (descarga)
En un entorno en el que se generan cientos de lecturas aceleradas y mientras aún escasea una bibliografía rigurosa respecto de la Web 2.0, el libro Planeta Web 2.0. Inteligencia colectiva o medios fast food, de los investigadores Cristóbal Cobo Romaní y Hugo Pardo Kuklinski (con prólogo de Alejandro Piscitelli), pretende desde su primer capítulo ser un aglutinador de ideas, al diseñar un breve marco teórico para el darwinismo digital de la World Wide Web y recopilar un vasto mapa de lecturas para aquellos interesados en comprender y profundizar en este momento evolutivo de Internet.
4. The Amazing Web 2.0 Projects Book! (descarga)
El propósito de este libro es el de dar ideas prácticas sobre qué cosas podemos hacer con la tecnología 2.0. Estamos ante un libro hecho por profesores para profesores. ¿Necesitas ideas para tus clases o quieres orientación de cómo usar las nuevas tecnologías en el ámbito educativo? Éste es tu libro.
5. Eres productivo (descarga)
Algunos de los mejores artículos de Productividad publicados en el blog ThinkWasabi. Todos y cada uno de estos posts tienen una marcada orientación práctica y están concebidos como “recetas” con las claves fundamentales que nos ayudarán a mejorar nuestra Gestión Personal diaria. Yo interpreto la Productividad como algo cotidiano, algo muy cercano. Detalles que aquí y allá suman para ayudarnos a sacar lo mejor de nosotros mismos y que nos permiten trabajar y vivir mejor. Y con esa premisa están redactados y expuestos cada uno de los artículos. Todos buscan transmitir una serie de ideas o claves que realmente te ayuden a mejorar un rincón de tu vida. Todos y cada uno de estos posts tienen una marcada orientación práctica y están concebidos como “recetas” con las claves fundamentales que nos ayudarán a mejorar nuestra Gestión Personal diaria.
6. Conociendo el conocimiento (descarga)
Caos. Complejidad. Emergencia. Reconocimiento de patrones. Percepción. Creación de significado. Para sobrevivir, las organizaciones no tienen más remedio que apostar cada vez más por redes de aprendizaje y ecologías de conocimiento, con vistas a promover, hacer sostenible y orientar la innovación.
7. Tienes 5 segundos (descarga)
La paciencia no es una característica que los usuarios de computadores conectados a Internet hayan desarrollado; más bien es la impaciencia lo que les caracteriza. De hecho, un lapso tan corto como cinco segundos se ha constituido en el límite actual para definir si los contenidos son los adecuados respecto de lo que se busca dentro de una página web. Dichas condiciones generan entre los productores de contenidos digitales, la necesidad de estar siempre buscando nuevos elementos de interés y nuevas formas alternativas de mostrar la información para capturar las miradas de los usuarios y convencerlos de manera rápida, que en sus páginas están las respuestas a lo que buscan. Debido a esta forma de interacción entre los usuarios y los espacios digitales que visitan,se ha generado la necesidad de contar con una nueva gramática.