Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Posts tagged with 'futuro'

Cinco sabias frases de Richard Stallman

A pesar de que sus últimas apariciones públicas están siendo más polémicas y desconcertantes que nunca, lo cierto es que es innegable que Richard Stallman sigue siendo uno de los gurús que más entusiasman a las masas por el concepto profundamente renovador de su filosofía. En este blog ya dimos cabida a una sensacional entrevista en la que Stallman planteaba su modelo de educación basado en el software libre y ahora traigo cinco sentencias que espero que remuevan alguna que otra conciencia.

La libertad no es poder elegir entre unas pocas opciones impuestas, sino tener el control de tu propia vida.
La libertad no es elegir quién será tu amo, es no tener amo.
Enseñar a los niños el uso de software libre en las escuelas, formará individuos con sentido de libertad.
El software libre construye una sociedad mejor.
Las obras de conocimiento deben ser libres, no hay excusas para que no sea así.
¿El éxito es la meta? Pienso que no. La meta es conseguir, defender y mantener nuestra libertad.

Fuente | Linux gnu blog
Fotografía | Wikipedia

Los niños ante el avance tecnológico

Aunque ayer tuiteé un enlace a este vídeo, me gustaría dedicarle una entrada para poder comentar de un modo más distendido lo rápido que avanza la tecnología y el esfuerzo que tenemos que hacer los docentes para no quedarnos atrás tanto en la carrera por estar al día como en la aplicación de los avances en nuestra en nuestras clases.

Es muy curioso que no sólo a estos chicos les cueste reconocer estos objetos tan cotidianos hace unos años y tan raros en la vida diaria de hoy en día. Yo mismo desconocía qué aspecto tenía un lector de cassettes de ocho pistas. Aunque el uso de la etiqueta de ‘nativos digitales’ me inspira cierta desconfianza, sí es verdad que el mundo en el que viven los niños de hoy en día es muy diferente de aquél en el que se utilizaban los discos de 5 1/4” y de 3 1/2” o, años antes, las cintas de ordenador; he de confesar que tengo grabada a fuego la cantinela que hacían los programas del Spectrum al cargar. La forma de vivir y de comunicarse ha cambiado bruscamente haciendo mucho más fáciles y agradables las tareas diarias.

Con toda seguridad y al ritmo que van las cosas, a las nuevas generaciones les parecerán prehistóricos los aparatos que utilizamos hoy en día y, en nuestro papel de formadores, no podemos permitirnos darnos el lujo de quedarnos obsoletos. Por cierto, ¿todavía queda alguien que utilice el retroproyector?

Fuente | Engadget

Aprendizaje de código abierto: el caso de los libros de texto

Sensacional, sencillamente sensacional la reciente ponencia de Richard Baraniuk en TED. El mundo educativo se enfrenta a un cambio tan radical que transformará el modelo vertical actual en uno horizontal de código abierto. La figura del profesor como un mero transmisor de conocimiento tiene los días contados y deberá adaptarse a un mundo en el que el conocimiento se transmite de forma sencilla, rápida y efectiva entre los ciudadanos. La primera parada son los libros de texto:

Enlace | Open source learning

Google Goggles, impresionante

Hace un par de semanas adquirí un Samsung Galaxy S con Android. Se trata de un smartphone de última generación que -confieso- me tiene entusiasmado. A los pocos minutos de haberlo desempaquetado, me dirigí al Android Market para comenzar a bajar todas las aplicaciones que me interesaban. Una de las que más ganas tenía de probar era Google Goggles, una verdadera maravilla de la técnica que es capaz de dejarnos con la boca abierta y que, como profesor, hace que me plantee más de un interrogante como expondré a continuación.

Usar Google Goggles es muy sencillo. Nos situamos ante un monumento, obra de arte, fotografía, rótulo, logotipo o cualquier otra cosa, por ejemplo, la carta de un restaurante cuyos platos tengan un nombre tan raro que no podamos imaginar cómo son y hacemos una fotografía con nuestro móvil. Automáticamente, el programa nos traerá una enorme cantidad de información pertinente sobre lo que hayamos fotografiado ya que la aplicación nos devuelve todos los resultados que ha obtenido tras realizar una búsqueda en Google. Veamos dos ejemplos que he grabado esta mañana:

Como se puede apreciar, el primero es una fotografía (aunque también funcionaría si hiciéramos la foto directamente al David en la misma Galería de la Academia de Florencia, que es donde se encuentra esta escultura) y, el segundo, de un libro de Heinrich Böll. En ambos casos, obtenemos información pertinente acerca de lo que hemos fotografiado. Incluso, Google Goggles puede traducir directamente de un idioma a otro a partir del texto que hayamos fotografiado con nuestro móvil. Y es que los tiempos avanzan que es una barbaridad.

La cuestión es: si el acceso al conocimiento es tan sencillo como hacer una fotografía y leer la información que nos brinda el programa (estamos pues ante una enciclopedia con el don de la ubicuidad) entonces a nosotros, como profesores, ¿qué nos queda por enseñar? Es cierto que no siempre tendremos un móvil con conexión a internet que satisfaga la necesidad de saber (del mismo modo que no siempre tendremos una calculadora para operar) y también es cierto que nuestros alumnos deben asimilar e interiorizar la información que necesitarán para desenvolverse con soltura en el mundo en el que viven. Es éste un tema recurrente cuando relacionamos educación y tecnología.

Hasta el siglo XX, la educación se basó, sobre todo, en la transmisión unidireccional de contenidos desde el profesor al alumno, sin embargo esto está cambiando rápidamente con la llegada de internet y ya se puede apreciar de forma evidente en muchos de los programas de enseñanza para adultos. En primer lugar, parece que se vuelve esencial que los profesores enseñen a discriminar la información de calidad de la que no lo es, puesto que, entre otras cosas, los contenidos que aparecen en que los primeros puestos de los resultados de las búsquedas en Google no garantizan la veracidad de sus contenidos y, sobre todo, una de las claves estará en enseñar a relacionar contenidos de diferentes fuentes. Son los primeros pasos en un mundo digital, un mundo completamente diferente del que han conocido nuestros antepasados.

Y esto es sólo el principio, pizarras digitales, alumnos con netbooks, y aplicaciones como Google Goggles evidencian que es muy posible que la enseñanza sufra, en los próximos años, una gran revolución y, como profesores, tendremos que estar preparados para adaptarnos.

Watson, una supercomputadora que entiende el lenguaje natural

¿Creíamos que tardaría? Pues no, ya se ha conseguido. Acaba de nacer el primer ordenador que entiende el lenguaje humano en toda su complejidad. IBM ha creado una supercomputadora llamada Watson que supone un enorme avance en la forma en que las máquinas se relacionan con el mundo humano.

En un principio Google creó algoritmos que ayudaron a entender qué era lo que buscaba una persona en internet para ofrecerle un conjunto de resultados válidos. Después, WolframAlpha ha intentado dar soluciones a las preguntas que el usuario introduce en el sistema. Y, ahora, Watson entiende perfectamente las preguntas que le son hechas con un lenguaje real. Por primera vez en la historia una máquina entiende de forma natural lo que un humano le dice, no es que la máquina compare cadenas de caracteres introducidas por el usuario en su base de datos y ofrezca una respuesta, no. La realidad es que estamos ante un ordenador que comprende, de forma natural, descifrando la gramática y el vocabulario empleados, lo que un humano le dice.

Por el momento, Watson no puede mantener conversaciones, aún queda para eso, sin embargo, el primer paso está dado. Para dar a conocer este logro IBM pondrá a prueba a Watson en el conocido programa de preguntas y respuestas Jeopardy! Han estado preparando a Watson para salir airoso de la batería de preguntas a la que va a ser sometido y han hecho simulaciones previas del concurso donde ganó cuatro de seis partidas ante ex-concursantes reales de Jeopardy!

Nuevamente me asalta una duda que viene a mi cabeza de forma recurrente en los últimos meses. ¿Cuánto le queda a la barrera de los idiomas? Si una máquina entiende la gramática y el vocabulario que usamos para ‘relacionarnos’ con ella, también podría hacer traducciones perfectas del lenguaje normal desde el mismo momento que en su sistema se introduzcan los algoritmos necesarios para entender dos idiomas diferentes. Es evidente que aún queda camino por recorrer pero se avanza a pasos agigantados. Uno de los logros que más me han llamado la atención, por ejemplo, es que Google ha conseguido que Youtube capte, de forma automática, el sonido de un vídeo y lo interprete con palabras escritas para, después, realizar una traducción en tiempo real al idioma que elijamos. Claro que, para que la experiencia sea satisfactoria, necesita que el sonido sea limpio y no haya música ni ruidos de fondo, aunque eso ya está también casi solucionado, científicos españoles e ingleses han creado los primeros ordenadores que diferencian idiomas leyendo los labios, así que el ruido de fondo ya no es impedimento para el reconocimiento de palabras, así como tampoco lo sería la traducción a otro idioma de lo que dice una persona. Cosas veredes, amigo Sancho.

Fuente | Alt 1040

El papel pierde utilidad

En las primeras semanas de vida de este blog, publiqué una polémica entrada, allá por diciembre de 2008, llamada Los libros no hablan, que generó no pocas tardes de acalorada tertulia en mi círculo de amigos y colegas de trabajo (aunque -lamentablemente- esto no se tradujo en un incremento de comentarios en dicha entrada que nos permitiera ahora tener un archivo muy interesante desde el que retomar la conversación). Allí explicaba los motivos por los que, en mi opinión, la lectura en papel está a punto de pasar a mejor vida y cómo la lectura de un libro en papel puede llegar a convertirse en una tarea pasiva. Si el lector tiene curiosidad, le invito a que reserve un par de minutos para leerla y continuar el debate aportando otros puntos de vista sobre este tema, ya sea con adhesiones a la causa o con críticas incendiarias.

Hoy, al leer la entrada que acaba de publicar Enrique Dans en su blog: ‘La lectura de libros se hace social’ veo que no estaba tan desencaminado en mi planteamiento. La llegada de la lectura colaborativa es evidente aunque sólo se haya dado el primer paso. El lector sale de su guarida solitaria para relacionarse con aquellos que leen los mismos libros que él.

Amazon presenta una nueva función asociada a su Kindle que convierte la lectura de libros en algo más social: la compartición de estadísticas agrupadas acerca de los textos destacados por los usuarios.

Por ahora, sólo es posible compartir los destacados, pronto podremos compartir comentarios, opiniones y referencias a otras obras. Llegados a este punto, quiero dejar claro yo no estoy atribuyéndome la primicia y no me interesa rodearme del halo que tienen los visionarios, sin embargo, sí me reconforta saber que se están dando los pasos para poder disfrutar de herramientas que llevo esperando mucho tiempo y que nos ayudarán muchísimo a comprender las obras literarias y, lo que es mejor, hacer grupos de lectura virtuales. Algo muy atractivo para cualquier profesor, sin duda. Todavía tendremos que esperar algún tiempo, lamentablemente, pero la marcha es imparable.

Las nuevas generaciones tienen mucho que contar

Me he quedado totalmente impresionado tras ver la inteligente y sensacional exposición de Adora Svitak ‘What adults can learn from kids’ en TED Talks. Brillante, muy brillante y con una soltura en la exposición que ya quisieran muchos adultos.

Muchas veces, como profesores, nos olvidamos de escuchar a nuestros alumnos, nos olvidamos de darles la palabra para que puedan intervenir con sus opiniones y nos expliquen cuáles son sus metas.  Adora Svitak nos demuestra que los niños y los jóvenes tienen mucho que decir y, lo mejor de todo, es que saben muy bien cómo hacerlo. ¡Sensacional!

Enlace | Adora Svitak en TED Talks
Enlace | Vídeo en Youtube en HD