Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Posts tagged with 'e-learning'

Entrevista con Carolina Jeux, CEO de Telefónica Learning Services

Esta semana ha comenzado de una forma muy especial pues he tenido la oportunidad de hablar con Carolina Jeux, CEO de Telefónica Learning Services sobre el presente y futuro de los moocs (massive open online courses), así como de la fantástica plataforma de e-learning Miríada X.

Continúa leyendo...

Nuevo proyecto: Lo mejor de la blogosfera educativa

David Álvarez (@balishay) nos presenta en su blog, E-aprendizaje, un nuevo y atractivo proyecto colaborativo: nada menos que un agregador de marcadores sociales, alojado en la plataforma Diigo, llamado ‘Lo mejor de la blogosfera educativa‘ cuya finalidad es la de poder recoger todas aquellas entradas interesantes que envían los lectores.

Algunos de los objetivos de esta iniciativa son:

  • Ofrecer un espacio para entrenar habilidades relacionadas con la búsqueda de contenidos relevantes y la puesta a disposición de la comunidad educativa, especialmente para aquellas personas que aún no se han iniciado en las tareas de compartir.
  • Ofrecer un sitio único donde sea más fácil localizar los artículos recomendados cada semana.
  • Ampliar la variedad y calidad de los enlaces propuestos cada semana en el ya tradicional artículo dominical que publica David Álvarez en su blog.

Este proyecto se propone que los profesores, en su diario rastreo de la red en busca de aquellas páginas, blogs y entradas que puedan ser útiles, aporten todo aquello que consideren válido y de interés para la comunidad docente. ¡Participa!

Créditos de foto | woodley wonderworks con licencia CC-by

La evaluación en las redes sociales (II)

En los últimos días, hemos sido varios los profesores que hemos estado reflexionando acerca de cómo encarar el proceso de evaluación de la actividad del alumnado en las redes sociales. Decidí ponerme en contacto con Antonio Solano, José Luis Gamboa y Juan José de Haro para estudiar esta problemática y, entre todos, intentar dar una solución. A lo largo de las dos últimas semanas hemos estado hablando sobre el tema y he aquí la conclusión a la que hemos llegado:

En un inicio, las redes sociales no fueron concebidas como entornos de aprendizaje en sí mismas sino que se plantearon como lugares de relación. Muchos profesores hemos visto en ellas un lugar que puede ser aprovechado con fines educativos por varios motivos ya que utilizan el proceso dialéctico como modelo de aprendizaje, permiten que todos los integrantes de una clase interactúen sin importar el lugar físico en el que se encuentren ampliando los límites del aula y, por último, motivan al alumno a que participe de un modo activo interrelacionando publicaciones aparecidas en fuentes diversas y aportando tanto sus ideas propias como sus conclusiones en la propia red social.

Ahora bien, estas redes son tan extensas y variadas que se hace muy complicado para el profesor evaluar tanto la participación del alumno en el curso como el grado de aprovechamiento del mismo. Muchos de nosotros pagamos la novatada siguiendo, en nuestros primeros cursos con redes sociales, los pasos del alumno por toda la red principal así como su actividad en otras redes. Se daba el caso de que el profesor debía rastrear todos los ámbitos de actuación, por ejemplo: grupo en Facebook, página en Tuenti, canal en Twitter, actividades y foro en Moodle e, incluso, aportaciones en un blog específico de cada alumno así como sus comentarios en el resto de blogs del resto de integrantes de la clase. Obviamente, es una tarea que desmotiva enormemente. El uso de las redes sociales en el contexto educativo debería ser una herramienta que facilitase la consecución de los objetivos a los alumnos y contribuya a que el profesor pueda evaluar con una inversión de tiempo y esfuerzo similar a de la enseñanza tradicional.

Entonces, ¿cómo dar una solución a semejante problema? En nuestro caso, tras debatir mucho, optamos por un trabajo final en el cual sea el propio alumno el que refleje sus pasos a través de la red mediante los pertinentes enlaces. Como dice Juan José de Haro, el alumno debería presentar un producto final en el que estén todas sus conclusiones. Se trata de un trabajo que puede ser evaluado y que contiene, al mismo tiempo, un mapa de la actividad digital de clase enlazando los artículos que ha leído, los vídeos que ha visto o producido, sus aportaciones a la conversación en la red mediante enlaces a los comentarios más relevantes y significativos. Evidentemente, este trabajo final no puede estar en un soporte físico ya que imposibilitaría que el profesor pudiera acceder mediante clicks a las páginas, comentarios, vídeos, podcasts y enlaces referenciados.

Durante el proceso de construcción de esta propuesta, Karla Campaña, manifestaba su preocupación por el peligro que existe de que se produzca una suplantación de identidad y no sea el propio estudiante quien genere los contenidos ya que, en realidad, no sabemos realmente quién está detrás de cada comentario. Por eso, proponemos que algunas de las actividades obligatorias que componen este trabajo final deban ser protagonizadas por el propio alumno, ya sea un podcast o un vídeo.

El profesor puede participar en el proceso de aprendizaje comentando los artículos publicados por los alumnos en sus blogs y, así como, sus actualizaciones de estado tanto en la red social primaria como en las secundarias para dirigir los pasos del alumno, pero es el propio estudiante el que debe construir el trabajo final y no el profesor el que deba recorrer toda la red para conseguir llegar a las conclusiones que debería haber extraído el alumno y que están fragmentadas y repartidas por una variedad de lugares inabarcable.

El debate sigue abierto y estamos encantados de que sigáis aportando ideas y enriqueciendo esta propuesta. Tenéis una entrada hermana en el blog de José Luis Gamboa.

Enlace | La evaluación en las redes sociales (I)

La evaluación en las redes sociales

Actualmente, son muchos los profesores que, en su afán de hacer más atractiva su asignatura integrando las TIC en trabajos y actividades, animan a sus alumnos a participar de forma activa en grupos de trabajo creados en diversas redes sociales tales como Facebook, Tuenti o Twitter convencidos de que va a quedar una actividad ‘muy bonita’. Sin embargo, antes de nada, debería tenerse en cuenta que todas las actividades que mande un profesor deberían ser, en primer lugar, evaluables y, en segundo lugar, han facilitar a los alumnos la consecución de los objetivos. Es precisamente aquí donde comienzan todas las dificultades. Es aquí donde esa actividad que, en principio, parecía ‘muy bonita’ no es, en absoluto, fácilmente evaluable, muy al contrario, puede convertirse en un monstruo muy difícil de digerir donde el profesor debe invertir una cantidad de tiempo más que considerable para revisar, corregir y evaluar todos los contenidos generados por los alumnos.

¿Cómo evaluar, en una red social, si los alumnos lograron la consecución de los objetivos? ¿Cómo evaluar el grado de participación de un alumno en concreto? ¿Cómo evaluar la calidad de sus opiniones, comentarios, aporte de enlaces, vídeos y fotos? ¿Cómo evaluar la creación de contenidos propios por parte de cada alumno? Y, quizá, la cuestión más complicada, cómo acceder de un modo ordenado y evaluable a toda la actividad que un alumno ha generado ya que ésta se encuentra muy dispersa en diferentes zonas del grupo en multitud de hilos de calidad y extensión variable.

Parece evidente que, antes de nada, nosotros debemos tener claro cuál es el propósito de la actividad. Plantear una ‘tertulia social’ por el mero hecho de que sea una actividad ‘bonita’ no tiene mucho sentido. En cada caso, deberíamos pedir a nuestros alumnos que generen determinado contenido.

En estos términos estábamos hablando @tonisolano, @jlgj y un servidor en los últimos días. Por el momento, no tenemos una respuesta que despeje todas estas incógnitas, así que nos hemos propuesto estudiar esta cuestión para conseguir plantear una solución al método de evaluación en las redes sociales. Para ello hemos comenzado a esbozar las líneas de trabajo abierto a la participación de toda la comunidad educativa (de ahí el motivo de publicar esta entrada) y nos gustaría que nos hablaseis de vuestras experiencias, aciertos y dificultades sobre este tema comentando este post. ¡Muchas gracias!

Continúa leyendo | La evaluación en las redes sociales (II)

La segunda edición del Manual de Modismos saldrá este otoño

Sigo trabajando, en mis escasos ratos libres, en el Manual de Modismos, un e-book gratuito con cómics que ejemplifican el uso de los modismos españoles y que puede ser utilizado, fotocopiado o distribuido tanto en los programas de español como lengua extranjera como en las clases de lengua castellana y literatura de la enseñanza reglada ya que cuenta con una licencia Creative Commons.

Esta segunda edición del manual supone una actualización considerable a lo que incluía la primera ya que sale a la luz con 32 nuevos modismos hasta completar un total de 50. A día de hoy, ya están terminados 45 cómics y, en estos momentos, estoy revisando lo que llevo hecho antes de acometer la tarea de terminar los cinco últimos modismos que me quedan por ejemplificar. Espero llevar a cabo esta tarea a lo largo del mes de septiembre y terminar la maquetación durante el mes de octubre. Si no surgen complicaciones, el libro estaría en la calle sobre el 15 de octubre con la esperanza de que se convierta en un material que sea de utilidad para toda la comunidad educativa. Iré informando sobre la marcha de este proceso a través de mi Twitter.

El proyecto Facebook y la posuniversidad

Una recomendación para este fin de semana, ‘El proyecto Facebook y la postuniversidad’. Un libro que habla de cómo las nuevas tecnologías están afectando al mundo de la educación:

Vivimos un tiempo de cambios acelerados que exigen más que el mero aggiornamento bibliográfico o la adopción de nuevas herramientas. No alcanza con incorporar textos o tecnologías si lo que los sostiene es una pedagogía exhausta y limitada. Todos los que tenemos alguna responsabilidad en el desarrollo de la educación estamos siendo cuestionados, de manera manifiesta o implícita, por nuevos modos de crear y transmitir conocimiento.

Estamos asistiendo a una socialización del conocimiento. El acceso al mismo, su manejo y producción ya no está en manos de una estructura jerárquica cerrada en mayor o meno medida, internet lo ha cambiado todo:

El Proyecto Facebook y La Posuniversidad

Descarga del libro | Página de la Fundación Telefónica
Página del evento | Fundación Telefónica
Enlace | El proyecto Facebook

Ning cierra el grifo

Tenía pendiente hablar sobre el cierre de los servicios gratuitos que hasta ahora ha venido ofreciendo Ning y no quería dejar pasar más tiempo sin hacerlo ya que movimientos como éste evidencian que los usuarios deberíamos pensar dos tres veces qué servicios usamos en la red para alojar y administrar nuestros datos. Ning es un generador de redes sociales que ha sido y es usado por muchísimos profesores y centros educativos para crear tanto redes profesionales como de estudiantes. Los administradores de estas redes se verán obligados a pagar si quieren que su trabajo no se pierda, migrar a otra plataforma o, lamentablemente, cerrar definitivamente la red social. En mi caso, veo justo pagar por los servicios online que merecen la pena y si el precio es competitivo (lo sabremos el próximo 4 de mayo), quizá sea una buena opción seguir en esta plataforma antes de comenzar todo el proceso de migración a otro servidor.

Como ya he expuesto en alguna ocasión, siempre he optado porque el usuario tenga el control de los archivos y de las bases de datos de su web, blog o red social porque decisiones como ésta pueden darnos más de un quebradero de cabeza. Ning ha intentado sustentar su modelo de negocio trayendo a una enorme cantidad de usuarios que generen el suficiente tráfico como para que se obtengan los ingresos suficientes para mantener el servicio. Sin embargo, en el caso de Ning, esto no ha sido posible a pesar del éxito del servicio que ofrecían. Ahora bien, es verdad que no desaparecerá como tal sino que se convertirá en una plataforma de pago y, llegados a este punto, hay que considerar varios factores:

  1. Aunque nos pueda parecer una verdadera fanfarronada, no hay que olvidar que se trata de una empresa que trabaja para ganar dinero y, por ello, no deberíamos depositar nuestra confianza al 100% en servicios completamente gratuitos, mucho menos si éstos generan una cantidad de tráfico considerable.
  2. En internet, cada vez que un servicio comenzó siendo 100% gratuito y, posteriormente, se pidió a los usuarios que pagaran por lo que, hasta el momento, había sido gratis, no transcurrió mucho tiempo hasta que llegara la debacle, el ejemplo más evidente lo tenemos en Napster.
  3. Por otro lado, lo bueno de tener tu web, blog o red social en el servicio más popular es que las soluciones, en muchas ocasiones, aparecen solas y no tardarán en surgir métodos de exportación del contenido hacia otras plataformas (los administradores de Ning ya anunciaron que ellos mismos pondrán a disposición de los usuarios métodos de exportación que faciliten la migración de los contenidos). Ahora bien, si migramos nuestras bases de datos a otro lugar, nadie nos dice que no vayamos a encontrarnos, en el futuro, con un nuevo cerrojazo. Por ahora, sabemos que PosterusGrou.ps y Grouply ya han anunciado que permitirán la importación de las redes alojadas en Ning.
  4. Si estábamos a punto de crear una nueva red social y no tenemos idea de cómo montarla en un servidor propio, existen algunas alternativas: Yuku, Elgg (quizá la que más me gusta y ofrece la posibilidad de alojarlo tanto en sus servidores como en servidor propio) o el propio Facebook (que no me gusta nada). De obligada lectura es el artículo escrito por Juan José de Haro en el que realiza una comparativa muy útil sobre las diferentes redes sociales que se pueden usar en el contexto educativo.

¿Puede pasarle lo mismo a Wordpress? Sin duda puesto que nada es imposible (aunque parece más complicado que ocurra porque se trata de una fundación que recibe enormes cantidades de dinero en forma de donaciones para continuar con el desarrollo del CMS) y es que, cuando uno lleva un tiempo en la red, comprende que no hay nada para siempre y que, cualquier servicio, tarde o temprano, puede desaparecer (¿quién no recuerda, por ejemplo, la desaparición de los obsoletos índices de páginas web que había en Terra, Yahoo o Ozú?). En otras ocasiones, son las propias compañías las que toman decisiones que nos afectan hasta unos límites difícilmente imaginables, para muestra, un botón: imaginemos que Microsoft, harta de todas las copias piratas que hay de su sistema operativo toma la decisión de lanzar una actualización que analice cada Windows y, si descubre que el usuario utiliza una copia sin licencia, dicha actualización pasará a corromper e inutilizar todos los datos (documentos, fotos, mp3, archivos, presentaciones, zips…) que hay en el disco duro. ‘No se atreverán a semejante barbaridad’, pensará la mayoría de los lectores de este blog. Pues se atrevieron y lo hicieron con su plataforma de videojuegos XBOX360. Analizaron mediante una actualización qué consolas usaban discos duros ‘no oficiales’ e inutilizaron el disco duro de las mismas en todos los casos en los que descubrieron que los usuarios habían hecho ‘acciones ilegales’. Sería como si el servicio técnico de tu marca de coches te dice que tu coche va a quedar inutilizado por haberlo reparado con un repuesto de una marca de la competencia a pesar de que todos sus sistemas funcionen. De locos.

Pero no nos desviemos del tema, que desde luego, da para mucho. Bajo mi punto de vista, la mejor opción a la hora de crear una red social educativa pasa por hacerlo en un servidor contratado para el efecto, cierto es que estaríamos en la misma tesitura en la que nos pone Ning, es decir, pagar por el servicio, pero al menos, uno puede controlar totalmente los datos que tanto trabajo nos ha costado crear y mantener. Una red social ubicada en nuestro propio servidor puede ser configurada completamente a nuestro gusto y nos iniciaremos en una aventura apasionante con la que aprenderemos muchísimo. En este blog ya he comentado cuál es uno de los métodos más sencillos para llevar a cabo el proyecto de crear una red social educativa y recomiendo nuevamente su lectura. Espero que esta guía sea de utilidad.