Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Una jirafa de otoño

Sin duda, Una jirafa de otoño es una de las historias más bellas de toda nuestra literatura infantil reciente como comprueban, año tras año, muchos de nuestros pequeños lectores. Es un relato enternecedor que nos enseña que las diferencias entre unos y otros no son tan importantes como pudiéramos pensar. Una jirafa de otoño es un cuento excepcionalmente narrado que merece un lugar preferente en los anaqueles de nuestra biblioteca.

La protagonista es una jirafa que siempre ha tratado de ser igual que las demás, de ‘encajar socialmente’ en la manada pero, cuando una compañera del grupo descubre que tiene algo que la diferencia del resto, se preocupa y entristece enormemente, ¡ha perdido una de sus características manchas! Ella, que no entiende por qué le falta una mancha, se siente ahora diferente a sus compañeras, pero no ha hecho nada distinto para serlo, incluso ha comido lo mismo que el resto de jirafas. Triste y apesadumbrada abandona la manada. En su aventura en solitario, termina por perder todas las manchas y deberá acostumbrarse a su nuevo aspecto. Por suerte, conoce a todo tipo de criaturas que son felices siendo diferentes -pero iguales- a sus congéneres.

Una jirafa de otoño enseña que todos tenemos nuestras particularidades pero, en algún lugar, hay otras personas que tienen nuestras mismas preocupaciones. A pesar de las pequeñas diferencias, los que nos rodean sienten igual que nosotros, ríen, lloran, aman y sufren de la misma forma que lo hacemos nosotros mismos. Somos similares por mucho que nos creamos especiales o diferentes. Podemos llegar a considerar que nuestras preocupaciones son tan grandes e importantes que impedirán que seamos felices, sin embargo, es importante decir que la obra muestra que viajar es necesario para formar nuestra personalidad ya que permite conocer otras realidades, otras culturas diferentes a la nuestra, viajar abre la mente, ayuda a relativizar todo lo que pensamos y lo que nos ocurre, ayuda a comprender el mundo y a hacernos más fuertes.

Una jirafa de otoño es un precioso relato que enamorará a los lectores de seis años o más.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +