Discurso de graduación de bachillerato

El pasado viernes celebramos la ceremonia de graduación de la primera promoción de bachillerato de mi colegio. En ella pronuncié un discurso para los alumnos con los que he compartido dos intensos años de preparación para los exámenes de selectividad y que quiero publicar aquí por si ellos quieren guardarlo y conservarlo:

Discurso de graduación 2012

Uno de los últimos poetas que han dado las letras españolas, José Manuel Gallardo, escribe:

Soy un número. El 50.965.766. También soy una letra. la letra K. No me importa ser un número, sin embargo. Es fácil serlo, es fácil ser el 50.965.766 letra K. Lo que es difícil es ser José algunas tardes, ser José Manuel por las mañanas, ser Gallardo en todas las reuniones.

Tiene razón el poeta. Ser un número es fácil, y cómodo también, pero ser alguien relevante en tu facultad, en tu trabajo, en tu vida, es mucho más complicado… exige un compromiso y un afán de superación que, sin duda, habéis demostrado que tenéis en el tiempo que llevamos caminando juntos. Luchar por ello, intentar mejorar constantemente, hace que, aunque tengamos que invertir más esfuerzo, seamos mucho más felices, pues la recompensa es mayor.

Ahora que concluye la etapa que comenzamos juntos, hace dos años, ahora que ha terminado el ciclo escolar y salís a empezar lo que será vuestra carrera universitaria o profesional, nuestro consejo es que luchéis siempre por destacar, por mejorar, porque se os conozca, no os resignéis a ser un simple número, uno más dentro de la masa social. Recordad que la suerte no se encuentra, no se tiene, no aparece por arte de magia… Todo lo contrario, se trabaja, se busca, hay que perseguirla con tesón pues es esquiva. Nosotros sabemos que tenéis la fuerza suficiente no sólo para conseguir lo que os propongáis sino, también, para ser los mejores. Un mundo lleno de oportunidades está ahí fuera, salid a conseguir el éxito.

A partir de ahora, os enfrentaréis a multitud de obstáculos, el primero y más inmediato, en unos días, los exámenes de selectividad. Mi consejo: mantened siempre una postura positiva, no pidáis que la vida os sea más fácil, luchad por haceros más fuertes, más íntegros, más competentes. Mejores. Sin embargo, en el proceso, no perdáis la capacidad de sorprenderos, no dejéis nunca de aprender porque todo aquel que piense que lo sabe todo, que no puede aprender más, en cierto modo, muere como persona.

Comencé este pequeño discurso con unos versos de un poema, y lo terminaré de igual modo:

A veces, cuando digo mi nombre, es decir, mi número por teléfono y me preguntan por mi letra digo K. A veces dudan, y me preguntan que si K de Kilo. Suelo contestar que K simplemente K, que solo hay una K en el alfabeto. 50.976.936 letra K. Así me llamo. Aún no saben quién soy.

El mundo aún no os conoce pero estoy convencido de que trabajaréis duro para que lo haga. Tenéis todo nuestro ánimo, todo nuestro apoyo, ahora sólo falta que mantengáis vivas vuestras ganas de superación. Recordad siempre que nos sentimos orgullosos de vosotros. Nosotros somos vuestro colegio.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +