Aviso legal: Cumplimiento de la RGDP en relación a la protección de datos personales en internet. OK | Más información

La necesidad de utilizar Twitter

Twitter se ha convertido en una de las principales agencias de noticias del mundo y, también, en uno de los entornos de aprendizaje más importantes de la actualidad. Es un río de información viva, actualizada, participativa, directa, apasionante y se hace necesario estar dentro de ese río si uno quiere estar enterado de cuáles son las corrientes de opinión que están generando, ampliando y difundiendo otras personas con intereses similares a los nuestros.

Cuesta comprender, hoy en día, la lentitud con la que se difundía el conocimiento hasta hace unos años, antes de la llegada de internet y de la explosión de Twitter. Éramos, a la fuerza, entes pasivos, obligados consumidores de información que guardábamos para nosotros mismos o para un reducido número de personas nuestras reflexiones. Era un mundo en el que nuestros escritorios tenían los cajones repletos de papeles con apuntes sobre todo aquello que nos interesaba o habíamos leído, papeles que, en la mayoría de los casos, enmohecían inevitablemente en la oscuridad del cajón cerrado. Puede decirse que éramos unos solitarios ya que únicamente podíamos compartir nuestros conocimientos con reducido número de personas y cuando conseguíamos difundir nuestras reflexiones, el feedback venía, si se daba el caso, con cuentagotas lo que dificultaba muchísimo la capacidad que teníamos para mejorar y seguir avanzando.

Internet en general y Twitter en particular han solucionado de un plumazo todos los impedimientos comunicativos del pasado. Twitter es una brújula muy eficaz que nos lleva directamente a artículos, webs, vídeos y otros muchos destinos relevantes evitándonos rodeos, pérdidas de tiempo y el ruido característico de las búsquedas a través de Google. Se trata de un canal de comunicación muy efectivo que se ha vuelto imprescindible tanto para usuarios como para empresas y profesionales de los más diversos sectores. Los usuarios, a través de sus tweets, pueden generar un efecto publicitario que era muy difícil de imaginar hace apenas unos años.

De hecho, Twitter también permite contactar con personas que no conocemos pero con las que necesitamos comunicarnos. El carácter público e inmediato de la red social y de las actualizaciones de estado de sus usuarios son el secreto de su éxito. Veamos este ejemplo a raíz de la reciente huelga de controladores.

Hubo un tiempo en el que se decía que lo que no estaba en Google no existía, ahora casi podemos decir que quien no está en Twitter está desconectado del mundo. Ya no es el público el que necesita estar en contacto con las personas a las que admira o con las empresas a las que compra… sino que hay una necesidad por parte de los que están ‘al otro lado’ (ya sean artistas, científicos, CEOs, empresas, etc.) de estar en contacto con el público. Tal es así que son muchas las empresas que piden opinión a través de Twitter a sus consumidores de cómo querrían que fueran sus próximos productos para ofrecer nuevos artículos actualizados a lo que se está demandando.

En este mundo de abundancia comunicativa, muchos profesionales han visto en Twitter un entorno sensacional para formarse y seguir aprendiendo ya que permite compartir artículos de interés, reflexiones y, sobre todo, enlaces a los artículos de actualidad que la comunidad encuentra o escribe. Como en todos los ámbitos de la vida, hay ciertos riesgos. Es posible que haya situaciones sujetas a confusión, por ejemplo, Juan Manuel de Prada tuvo que advertir a sus fans de que podía darse el caso de que algunas personas estuvieran suplantando su identidad en las redes sociales.

Quisiera advertir a mis lectores que no me hallo en Facebook ni en ninguna otra red social de Internet ni proyecto sumarme a ninguna.

La suplantación de identidad es, sin duda, uno de los peligros más graves que tiene internet, sin embargo para eso están las cuentas verificadas de las que la propia red social da garantía de que se trata de una cuenta real. De todos modos, que éste y otros escritores no quieran estar en contacto con sus lectores a través de internet evidencia que el mundo literario español (con Javier Marías como máximo exponente de una incomprensible y acusada tecnofobia) está tan rancio y anquilosado que tendrá serios problemas de conexión con su público si no cambia su mentalidad puesto que en casi todas las esferas del conocimiento, la sociedad, la economía y la cultura se utiliza este nuevo canal de comunicación.

Twitter es uno de los grandes hallazgos de los últimos años. Una herramienta imprescindible que permite la formación continua de todos aquellos profesionales que estén interesados en mejorar y seguir aprendiendo. Un canal de comunicación rápido, efectivo y muy útil para los más diversos propósitos.

Créditos de foto | Xioubin Low

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +